viernes, 23 de enero de 2009

LA MUERTE NO ES EL FIN


A la gran mayoría le disgusta hablar de la muerte o pensar en ella, de jóvenes nos creemos inmortales y la vemos como algo tan lejano que pareciera que no existe, de viejos nos angustia pensar en ella, y esperamos prolongar nuestra vida lo máximo posible antes de morir, ¿Por qué le teme tanto el ser humano a la muerte? Temor a lo desconocido?, a que sea el fin de todo quizás?.

El indio Juan Matus le decía a Carlos Castaneda en sus libros, “que la muerte es el único enemigo que vale la pena en este mundo”, la muerte es lo único que nos impulsa a realizar cosas, a mantenernos en actividad, solo la muerte nos impulsa a avanzar y no quedarnos estancados, ya que inactividad = muerte.

Los hindúes llaman a este mundo físico “el mundo de la ilusión”, creen que esta vida es solo un sueño, y la real esta al morir, ya que despertamos en esa otra vida. Yo creo personalmente que la vida es real y no lo es completamente, es real mientras nos encontramos en este plano físico, al estar en el nos regimos por sus leyes físicas, Pero también es cierto que tenemos una contraparte espiritual, que no se rige por espacio ni tiempo, el alma inmortal, nexo que nos une al Dios Amor.

Podríamos describir la muerte como una transición, nos dormimos en este plano físico y despertamos al plano espiritual. Es lo mismo que cuando estamos dormidos y despertamos, a veces nos pareció muy real y vivido el sueño, pero al despertar completamente tomamos conciencia que era solo un sueño, y se activan todos nuestros recuerdos de nuestra vida actual, recordamos las obligaciones que tenemos para ese día, y que hemos hecho anteriormente, o sea nos encontramos plenamente concientes que lo vivido era solo un sueño por feliz o triste que haya sido, que fue solo eso, y la realidad esta cuando estamos despiertos.

Morir es la misma transición, pasamos de este plano material al espiritual y despertamos también, recordamos y analizamos la vida recién vivida, y todas las anteriores como un recuerdo lineal del cual no teníamos conciencia mientras nos encontrábamos en esta tierra, logramos darnos cuenta que nuestra vida física fue solo un pequeño paso, un pequeño lapso en comparación a la eternidad de vidas que hemos tenido, aunque al igual que algunos sueños nos haya parecido largo nos damos cuenta que era una ilusión, real mientras estábamos en ella, pero solo una ilusión para ayudarnos a evolucionar, ya que lo real es el mundo del espíritu , hay es donde somos pasado , presente y futuro y nos colocamos nuevamente en la senda de regreso a la casa del padre.

Por Marcelo Jimenez


Free Counters Counters

4 comentarios:

CESAR R. KLINGER dijo...

huyyy muy interesante tu articulo, espero que sigas asi en esos comentarios tan profundos

http://elmundosegunklinger.blogspot.com/

CESAR R. KLINGER dijo...

huyyy muy interesante tu articulo, espero que sigas asi en esos comentarios tan profundos

http://elmundosegunklinger.blogspot.com/

Marcelo Jimenez dijo...

Gracias por tus Comentarios :)

splendid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.