lunes, 16 de febrero de 2009

El Agujero en Tu Corazón


Mié, 4 de Feb, 2009 12:59 pm

Un Mensaje del Arcángel Miguel
Canalizado y Escrito por Carolyn Ann O’Riley

El Agujero en Tu Corazón


¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos! Mis hermosos Seres de Luz. Vuestros ojos están más brillantes y vuestras sonrisas muestran la promesa de paz interior y dicha. Todo está en Perfección mis amados, ya lo verán.

El Creador les envía en este momento del AHORA la más hermosa Vibración Rosa y Púrpura de Amor. Abran vuestros Corazones espirituales y permitan que este glorioso sentimiento avance desde el tope de vuestras cabezas hasta la punta de vuestros dedos (de los pies). Cierren los ojos y solo sientan las vibraciones moverse a través de ustedes.
Nos reunimos una vez más a medida que abren vuestros corazones y ojos espirituales para leer otro mensaje. Por favor permitan que se filtre a través de todos vuestros campos, aspectos y dimensiones, pues como ustedes bien saben, vuestra encarnación actual no es la única que lee este mensaje con ustedes.

Todas vuestras familias espirituales, junto con vuestros ángeles y Espíritus Guías vienen para estar con ustedes mis Divinos Seres de Gracia, cada vez que hacen clic en este sitio para leer estos mensajes.

Estas mismas entidades espirituales también les darán un “codazo” en caso de que se les olvide. En el otro lado del velo se encuentran vuestras familias personalmente tejidas. Los conocen a todos mis amados, y esta es una razón por la que se sienten tan solos y abandonados en el Plano Terrestre. Ustedes están recordando algo muy antiguo en los procesos profundos de vuestra mente en esta encarnación y saben que hay algo más, algo que les falta en esta vida.

No solo se lamentan por la falta de una cercanía inmediata con el Creador, a la cual estaban acostumbrados al otro lado del velo, sino también por las conexiones con vuestras familias espirituales. Si lo piensan de forma profunda, pueden sentirlo y equipararlo a sentir como si tuvieran un agujero en vuestros corazones, ustedes se encuentran constantemente en busca del amor, y la continua búsqueda vacía de significado en vuestras vidas. Todos estos son síntomas, así los podríamos llamar, del Plano de la Tierra.

Cuando ustedes dejan el lugar “entre vidas”, mis amados, ustedes pasan por un olvido temporal de los bancos de memoria, por decirlo de alguna forma. Esta memoria, por supuesto, no se pierde para siempre, solo mientras están actuando en vuestra obra, es guardada mientras experimentan vuestra vida elegida, encarnados en la Madre Tierra.

En lo profundo de vuestras mentes, sin embargo, para muchos de ustedes quienes han comenzado los ejercicios de limpieza mental, al ir dentro de si mismos, comenzarán a ver una chispa de estos recuerdos, regresando a ustedes. Toma algo de trabajo. Nunca volverá por complete a esta encarnación, sino hasta que estén verdaderamente dejando este Plano Terrestre de regreso a CASA, pero todo está allí esperando vuestra retorno complete a vuestra “Vida entre Vidas”

Todos aquellos al otro lado del velo les visitan a menudo mientras ustedes están encarnados, Mis Amados. Tal vez sientan su presencia si se quedan bien quietos y se sintonizan consigo mismos. No dejen que les atemorice queridos. Ellos les aman mucho más de lo que ustedes podrían llegar a amarse a ustedes mismos. Ellos vienen a irradiarles Amor y Consuelo cuando están sufriendo. Ustedes jamás están solos Mis Divinos Seres de Gracia, nunca. Ellos se comprometieron a estar con ustedes a lo largo del camino y sus compromisos son firmes y definitivos. Sintonícense con el amor de ellos, que siempre está allí esperando por ustedes.

Permitan que este mensajero los lleve en un viaje meditativo:

Encuentren un lugar tranquilo donde no sean molestados por un rato. Pueden sentarse o recostarse, lo que les sea más cómodo. Cubran vuestros cuerpos físicos con algún cobertor si les da frío con facilidad. No quieren distracciones durante sus meditaciones, por lo tanto siempre asegúrense de que su cuerpo esté cómodo.

Si visualizar les ayuda, entonces identifiquen su ego con algún símbolo u objeto.

Dirijan su ego hacia un rincón sobre el hombro izquierdo. Instrúyanle a su ego que sólo ha de ser un observador durantes este viaje.

En vuestra imaginación, pídanle al Creador, por medio de la oración, que les envíe un Rayo Protector de Luz Blanca diciendo: “Mi Creador Yo solicito un Rayo Protector de Luz Blanca para envolverme y elevarme para que pueda experimentar las más altas vibraciones durante este viaje hacia mi más profundo entendimiento y Ser. Yo me protejo a mi mismo de cualquier cosa que no sea para mi bien mayor en este viaje. Te agradezco a ti Mi Creador por asistirme al enviarme este Rayo que ahora esta bajando a través de la esquina del área donde me encuentro meditando. Está entrando en esta forma física, cubriendo todo lo que esta dentro de esta presencia que Yo Soy.”

El Creador ha respondido y les ha entregado un Rayo luminoso de luz Blanca, más un Rayo Púrpura y uno Rosa para este viaje. Los Rayos están entrando a vuestros cuerpos a través de las plantas de vuestros pies y subiendo a través de vuestros cuerpos; cubriendo todos vuestros campos de energía y llegando a todos los rincones de vuestro cuerpo físico y del área en el que se encuentran; entonces luego sale por el Chakra de la Corona. Los rayos entonces vuelven al Creador y continúan así en movimientos en círculos. Estos rayos estarán circulando de forma constante mientras estén meditando.

Ahora están divinamente protegidos en este momento y nada puede siquiera comunicarse con ustedes, que no sea para vuestro bien mayor o sin vuestro consentimiento.

Respiren profundamente mis Divinos Seres de Luz y sientan los livianos y relajados sentimientos de estar divinamente guiados en ésta meditación. Respiren profundo y sepan que están respirando el Pulso del Creador. Escuchen el latir del corazón espiritual del Creador y sientan el amor incondicional que cruza a través de ustedes cada vez que piensan en este momento.

Respiren profundo permitiendo y viendo dentro de vuestra imaginación a vuestros ángeles guardianes y guías que se les unen, tomando vuestras manos para dirigirles hacia el Chakra de vuestros corazones espirituales.

En este momento, invita a todos tus Invitados Espirituales, todos con quienes te gustaría experimentar este viaje.

Tus ángeles guardianes, Espíritus Guías e invitados especiales están ahora en el Chakra de Tu Corazón Espiritual. Localizas y giras la manilla de la puesta dorada que dice “Hacia Mi Más Alta Guía Interna” y cruzas el umbral, sabiendo que te adentras a una aventura de crecimiento espiritual.

Te encuentras a ti mismo en un corredor de Mármol Blanco. Tus ángeles parecen estar más emocionados de lo habitual el día de hoy. Ellos te apresuran por el pasillo. Uno de los ángeles sostiene abierta una puerta a tu izquierda a medida que cruzas el umbral y te encuentras a ti mismo en el prado, con el maravilloso arroyo parlante, el cual recuerdas haber visitado antes durante tus meditaciones. Ves un Puente arqueado que cruza por sobre el arroyo y la montaña que está frente a ti, todo el camino hacia tu Jardín de Serenidad y Palacio de Cristal.

Tus ángeles te apresuran a avanzar. Tú te detienes por un momento para decirle “Hola” al arroyo. El Arroyo te sonríe y te dice “Hola” también. Te agradece por venir otra vez y te dice cuanto se te ha extrañado. Las lágrimas de recuerdo y dicha corren por tus mejillas; ¡disfrutas tanto al visitar este lugar!

Los ángeles regresan y te dicen que sigas con ellos.

Le entregas a los ángeles que están a tu alrededor mientras van por el puente, todas tus preocupaciones y temores del día. Tú sabes que puedes tomarlas de vuelta a tu regreso de la montaña si así lo quieres.

Tus ángeles van ahora por delante de ti flotando hacia la montaña, con gran rapidez. Los sigues mientras notas que al deshacerte de tus preocupaciones, problemas y miedos, puedes flotar al igual que ellos.

Sonríes para ti mismo porque ciertamente no habrías querido tener que seguir a tus ángeles el día de hoy corriendo y subiendo todos esos peldaños. Sabes que habrías quedado totalmente sin aliento y exhausto al tener que hacer tal esfuerzo físico para subir la montaña y todos sus peldaños en éste día.

Los ángeles están ya esperando por ti en la cima. Tu amigo Bob, el Unicornio Blanco está allí con tus ángeles, mirando hacia abajo mientras finalmente logras avanzar por sobre los últimos peldaños. Das un gran salto por sobre los últimos 2 peldaños para saludar a Bob con alegría. Acaricias la cabellera de Bob y también sus orejas. Bob acaricia tu brazo con su nariz y te da la bienvenida.

Bob y los ángeles se apresuran a avanzar por el camino hacia el Palacio de Cristal. Le preguntas a los ángeles a qué se debe tanto apuro, y ellos te responden: “Ya lo verás”

Al llegar alcanzas la Puerta Dorada con tu nombre escrito en ella y la abres. Allí están todos tus círculos de colores, todos alineados sobre el piso, esperando tu visita a medida que reflejan la luz a través de las facetas el techo de Cristal.

Saltas sobre cada uno, saludándoles de a uno a la vez, agradeciéndoles por su presencia y por los mensajes que cada color te entrega.

Llegas al rincón que da una vuelta hacia la Gran Sala. Mientras das vuelta la esquina te detienes de golpe. Toda tu familia espiritual, todos tus ángeles guardianes y todos tus espíritus guías están allí gritando: “¡Sorpresa!”. Las lágrimas de alegría corren por tus mejillas a medida que abrazas a cada uno y les agradeces por estar allí para ti. Les dice cuanto has extrañado el poder verlos y estar en su presencia de forma directa.

Cada uno te toma en el más grande abrazo que puedas recordar haber experimentado en el plano de la Tierra. Es un regalo tan maravilloso tenerlos a todos allí y poder tocarlos y abrazarlos y decirles cuanto has extrañado a cada uno.

Te sientas en medio de la sala por un momento solo absorbiendo su maravillosa energía mientras todos parecen hablar al mismo tiempo.

Tu corazón está tan lleno que no hay espacio para la oscuridad o la negatividad, ni dudas de ningún tipo. Y luego, desde la puerta que esta marcada como “El Creador” sale una voz muy fuerte que te invita a entrar. Tú conoces bien esa voz y te das cuenta de que esta visita será lo que complete todo aquello que sientes que has estado extrañando toda tu vida desde que llegaste al plano Terrestre.

Caminas hacia la presencia del Creador y solo te sientas en el suelo ante el Creador, llorando incontrolablemente. El Creador te levanta y solo estar en esa presencia y abrazo aleja todo el dolor que has sentido desde tu nacimiento hasta ahora. El creador comienza a calmarte “Tranquilo, tranquilo mi amado, estas aquí ahora, límpiate esas lágrimas y permite que nos regocijemos con tu visita a tu Palacio de Cristal esta tarde. Todos hemos estado esperándote.”

Tu comienzas a hablar con el Creador entre sollozos, permitiendo que todo el dolor, la pena, el abandono, el miedo y la soledad de estar encarnado en el Plano de la Tierra te ha producido sean derramados para que sean liberados y limpiados en la Gran Presencia de EL.

El Creador continua sosteniéndote y abrazándote, permitiendo que se disipe todo el dolor. A medida que el sufrimiento desaparece, comienzas a oír tu canción sonando en la habitación suavemente. El Creador te lleva al centro de la habitación y tal como lo ha hecho ya millones de veces antes, comienza a bailar a través de la habitación dando vueltas y círculos contigo, muy ligeramente. Con cada paso comienzas a sentirte más fuerte y más en paz. Para la segunda vuelta por la pista ya estas sonriendo mientras se ríen juntos, tal como lo han hecho por eones de tiempo.

Cuando llegan a la quinta vuelta por la pista de baile le dices al Creador que no deseas irte nunca, pues es aquí donde perteneces.

El Creador eleva tu mentón gentilmente y te dice que tu misión no ha sido completada aún. El contrato que ambos escribieron aún tiene muchas experiencias más, las cuales deseabas experimentar. El Creador confió en que ellas eran importantes para ti en el momento en que crearon tal contrato juntos antes de la encarnación. El Creador te explica que todos sentían que tú necesitabas un recordatorio de CASA, porque tu espíritu se veía muy decaído.

El Creador continúa ahora diciéndote que es tiempo de regresar, pero que puedes volver tan a menudo como quieras a visitar tu Palacio de Cristal, ahora que has recordado el camino.

Tú asientes y te separas del Creador triste pero sabiendo que El Creador tiene razón al decir que tú quieres completar las experiencias que ambos delinearon en tu contrato, lo cual fue la razón de tu encarnación.

Ambos se abrazan una vez más y luego regresas al Gran Salón donde todos te están esperando., Abrazas a todos y cada uno, agradeciéndoles por estar allí. Les prometes regresar más seguido y sabes que aún cuando no estés en tu Palacio de Cristal, su presencia puedes sentirla siempre si te concentras con mucho mucho esfuerzo.

Te volteas y regresas hacia el hall donde están los maravillosos círculos de colores en el piso. Te posas sobre cada uno y les agradeces por su amor.

Sales a través de la Puerta Dorada y allí está Bob, el Unicornio Blanco esperando por ti para llevarte por el camino y bajar la montaña. Acaricias la espalda de Bob y le susurras que lo amas. Bob acaricia tu brazo con su nariz y luego comienzan el descenso.

Con cada peldaño que descienden tú comienzas a sentir los efectos de la gravedad comenzando a ponerse en juego. Estas flotando cada vez menos y debiendo comenzar a caminar. Para cuando llegas al final del camino ya estas caminando completamente otra vez.

Les dices a los ángeles al final de los peldaños que en realidad no tienes ya necesidad de llevarte de regreso tus preocupaciones, problemas y miedos. Ellos te sonríen e instantáneamente transforman todas las cosas que les diste en luz pura, para que la energía pueda una vez más ser usada para cosas positivas.

Los ángeles te encaminan de regreso por el camino sobre el Puente. Te despides por ahora del Arroyo mientras lo cruzas.

Te encuentras de regreso en el corredor de Mármol Blanco.

Logras dar un vistazo a tu esencia brillando en el espejo antes de que tus ángeles que dirijan de regreso a través del Umbral Dorado hacia el Chakra de tu Corazón Espiritual, para luego enviar tu Esencia Espiritual de vuelta a tu forma física.

Mueve los dedos de tus pies y cuando estés listo, abres los ojos. Continua con tu día recordando que tu equipo de Ángeles esta siempre a tu servicio para ayudarte a alcanzar tu máximo y más apropiado potencial.

Amados, ustedes son bendecidos más allá de las palabras y amados más allá de toda medida que pudiera ser expresada en el lenguaje de la Tierra.

Yo Soy el Arcángel Miguel, el Mensajero del Creador, de Amor, Dicha, Sabiduría, Luz, Paz y Gracia.

Mensaje canalizado y escrito por Carolyn Ann O'Riley
http://www.carolynannoriley.com


Free Counters Counters

No hay comentarios: