viernes, 3 de abril de 2009

Soy Mikaël, Príncipe y regente de las Milicias celestiales


29 de marzo de 2009

Soy Mikaël, Príncipe y regente de las Milicias celestiales. Reciban protección y Amor. Ustedes son amados. Como se lo había anunciado, y como lo confirmo solemnemente en este día, las energías ultravioleta comenzaron su trabajo sobre este planeta. Los elementos en el exterior del hombre, en la Tierra, comenzaron a activarse a partir del día siguiente de la pendiente de la energía ultravioleta, retransmitida por su Sol y por mi potencia vibratoria. Los efectos van a comenzar a acumularse en su planeta. Se lo dije en muchas ocasiones, y se lo repito aún esta vez, informo de esto que viene a nivel de los elementos planetarios pero aseguren de controlar sus propios elementos dentro de su cuerpo. La presión de la radiación vinculada al ultravioleta va a implicar una serie de modificaciones en el seno de sus organismos. Éstos son de distintas maneras pero corren el riesgo de vivir molestias temporales vinculadas a los reajustes necesarios para la entrada en los ámbitos del Padre ya que se trata efectivamente de una preparación a la entrada en los ámbitos del Padre, en los reinos de la Unidad y en los reinos de la no separación. Bien amados humanos, deben prepararse mientras puedan hacer aún la elección.

Deben ahora estar completamente de acuerdo con el porqué han venido. ¿Quieren participar en el combate del desastre de la Tierra o quieren preparar la nueva Tierra? Eso es su elección pero deben elegir. No pueden ya en adelante estar en los dos mundos a la vez. Además van a encontrarse, en períodos de tiempo cada vez más amplios, a medida de las semanas y meses que vienen, en inmersión total en lo que llaman la quinta dimensión. Esto se traducirá, en un primer tiempo, en sus sueños, en sus períodos de meditación, cuando observarán que tendrán un acceso cada vez más fácil a la vibración de la Luz y a nuevos potenciales en su conciencia. Para eso deben hacer elecciones irremediables mientras sea aún tiempo. Los que no habrán elegido los mundos donde querrán ir no podrán desgraciadamente ya hacerlo de aquí a algunos meses. Los acontecimientos, tal como se desarrollan a la superficie de su planeta y también dentro de cada ser humano, van a desencadenar, por la presión de mi radiación, fenómenos de luchas y tensiones extremas. Aquellos de ustedes que no aceptarán las energías, que no aceptarán la nueva conciencia, desde la cumbre de su cabeza hasta lo más profundo de sus pies, en el conjunto de las células de su cuerpo, se verán afectados en gran parte por las manifestaciones elementales. Los elementos que aplico para el momento, constatan como una alternancia de agua y fuego, van a reforzarse agregando la Tierra y, obviamente, el aire. El número de manifestaciones que llaman catástrofes naturales va en adelante, de día en día, a ampliarse para alcanzar un pico que les parecerá un tanto inaudito de aquí al equinoccio de verano. Tienen pues un período de tres meses en que van a deber enfrentar una preparación de un período intenso dentro de sus cuerpos, dentro de sus conciencias, y también en sus vidas. Deben proceder de manera urgente a los últimos reajustes con el fin de que programen este porqué han venido, para la mayoría de entre ustedes quienes escuchan mis palabras.

No olviden nunca que la fecha del 25 de marzo fue el principio del derrame de las energías de la radiación del ultravioleta sobre este planeta. Eso es un principio que firma el enganche de una serie de profecías anunciadas desde mucho tiempo y de tiempo inmemorial. Ahora recogieron en los acontecimientos llamados acontecimientos del fin de los tiempos. El fin de los tiempos debe ser, para ustedes, un período de gloria, un período de Luz que debe conducirlos, de manera inexorable, a reinstalar su patria. Esto firma el final del mundo de la dualidad. Pero este final no va a pasar de un día al día siguiente. Existe una serie de combates que deben llevarse a cabo con el fin de purificar lo que debe serlo y lo que puede serlo, sobre todo. Vuelven a entrar ahora en este período bendecido. Mi radiación les protege como ya se lo dije. Se lo repito: hechas llamadas a la radiación ultravioleta, hechas llamadas a la Luz Mikaëlica y a la luz de su Sol. No tengan en cuenta y no concedan ninguna importancia a lo que otros seres humanos podrían decirles en cuanto a su camino, en cuanto a su verdad que viven.

La Luz que albergan, y que pronto se manifestará en el conjunto de sus centros de energía, hará que se vean obligados a huir del mundo tal como lo conocen ya que los humanos que estarán presa de los elementos, dentro de su cuerpo, y que rechazan por adelantado la llegada de la Luz en su realidad, correrían el riesgo de entrar en conflicto extremadamente violento con su Luz. Eso no debe ser. Por ello, se les pide preparar las elecciones para las cuales vinieron. Se les pide terminar lo que decidieron ser y de pasar a ser en consecuencia y prepararse. Esto no es un mensaje de miedo sino, bien al contrario, un mensaje de esperanza: la era de la Luz, la era de la vuelta a la Unidad por fin sonó. Entraron al mismo nivel en el tiempo del final. Les corresponde velar por que su Luz no se apague. Les corresponde velar por que su Luz crezca cada día en función de la alimentación que reciben de la Fuente del Sol Central. Eso es su camino, eso es su destino y nada debe oponerse. Para eso, el mundo antiguo se desagrega y se desagregará cada vez más rápidamente en los días y las semanas que vienen. Como ya lo anuncié en mi primera intervención dentro de este canal, les confirmo que no deben conceder importancia que a lo que pasa dentro ustedes. No participen en ninguno de los combates a que, necesariamente, otros humanos les comprometerán que conduzcan a su lado. No están allí para luchar contra la Sombra. Esto es el trabajo de la Luz. Están allí para desarrollar, crear y ampliar su propia Luz. No les corresponde volver a entrar en este combate último. La hora del combate, la era de la dualidad es, para ustedes, pasada. Les corresponde cultivar la Unidad: Unidad de Corazón, Unidad de Corazón a Corazón, vida en la Unidad, en solitario o en grupo. La hora de las primeras reagrupaciones por fin sonó. La hora de las primeras llamadas a la Luz va a firmar su despertar total y final en la Luz. Poco a poco, a medida de las semanas que vienen, van a encontrar la integralidad de sus potenciales divinos, la integralidad de lo que son y nada podrá oponerse a eso. Es para eso y por estas razones que deben albergarse al interior de su templo interior y también de huir de la agitación de este mundo. Por el momento, y en este país en el cual viven (ndr: Francia), fueron evitados en gran parte por las manifestaciones humanas. Eso no va a tardar en cambiar. La presión truena dentro de los seres humanos no despertados que están en la distensión y en el combate. Se preparan a suministrar un combate que la nula humanidad vivirá hasta allí. No deben participar, nunca, en este combate. Les corresponde al contrario desarrollar cada vez más su Fluidez, su Unidad y su Luz. Sólo podrán acceder, en toda integridad, a la etapa final y última de la ascensión si respetan las elecciones que establecieron. No es ya tiempo de tergiversar. Es tiempo ahora, y hago por la presente un llamamiento solemne, para que las energías de los corazones abiertos se agrupen, esto que los seres humanos que trabajan para el plan y el establecimiento de la Verdad, la Unidad y el Divinidad se agrupen en un mismo egrégor, con el fin de participar en la vuelta de la Luz. Lo que se anuncia es bodas cósmicas. Obviamente, los que no están abiertos a la Luz, vivirán este período como un drama como la humanidad nunca ha vivido. Lo que no será el caso si asumieron sus decisiones y crearon en sus vidas las condiciones propicias al establecimiento de la Luz.

Aquí, bien amados humanos, lo importante es entender bien que lo que les anuncié de aquí a algunos meses se realizará ahora bajo sus ojos. Entre el período del 25 de marzo y el 20 de junio de su año 2009, numerosas modificaciones geofísicas van a ocurrir a la superficie de su planeta. Van a asistir, por sus ojos, a manifestaciones que nunca habrían creído capaces de observar por sus propios ojos. Sin embargo, eso está allí, eso es ahora, eso no es mañana. Los derrames de la Luz ultravioleta y la influencia del Sol Central de la galaxia van en adelante a reforzarse de día en día y de hora en hora. Deben, a toda costa, eliminar las últimas zonas de Sombra que están dentro ustedes. Esto no se hará a través de un trabajo sino a través de la aceptación de la Luz. Si aceptan dejarse penetrar por la presión de la radiación de la Luz dentro de sus centros energéticos, nada molesto podrá llegar a ustedes, si no es algunos dolores, algunas eliminaciones, algunos períodos de cansancio. Pero eso no es nada con relación a la calidad de la Luz, a la cantidad de la Luz y a la realidad de su Verdad que van por fin a descubrir.

Aquí, bien amados humanos, el momento es solemne, el momento es un único momento en los anales de la Humanidad. Este momento, toda alma haciendo la elección de la encarnación, no lo vive más que una única vez y es ahora. Les corresponde aceptar completamente la dirección de la Luz. Les corresponde aceptar íntegramente lo que les dicta la Luz, lo que les dicta su conciencia, con el fin de materializar sus elecciones de Luz, sus elecciones de conciencia y sus elecciones de verdad. No pueden engañarse más ustedes y entre ustedes. La autenticidad va a convertirse en un criterio formal de aceptación de la Luz. Deben estar en alineación total con esta Luz, en alineación total con los que salieron bien, así como la mayoría de entre ustedes, en abrir sus Corazones con el fin de recibir la Luz ultravioleta.

Bien amados humanos, la hora es a la vez grave y, al mismo tiempo, histórica al sentido espiritual. Muchos fenómenos luminosos que algunos de entre ustedes pudieron ver en algunos lugares del planeta van a comenzar a generalizarse. Los colores de sus cielos van a cambiar profundamente, y esto de manera duradera. Los movimientos planetarios van a comenzar a alterarse. El Sol no aparecerá ya en el mismo lugar, tal como debe aparecer, tal día, a tal hora, sino que se modificará en su curso. Muchos fenómenos climáticos vinculados, una vez más, al agua, van a tomar proporciones (a partir de su mes de mayo y sobre todo a partir del 7 de mayo), una importancia catastrófica, haciendo que se desplacen algunos millones de seres humanos del perímetro de las costas. Comenzarán a observar, en ese momento, señales manifiestas de que algo en el cosmos no vuelve a ser ya como antes. Esto será la gran señal y el principio de las grandes manifestaciones que afectarán, esta vez ya no las regiones del planeta sino el conjunto de este sistema solar y el conjunto de este planeta.

Se les ama, humanos, llegaron al momento que esperaban llegar. Eso no está a diez años, eso no está a un año, sino que eso es ahora. Entonces, les pido urgentemente recogerse, hundirse dentro de su Corazón, hundirse dentro de su Esencia, con el fin de hacer surgir las buenas decisiones, las buenas orientaciones en cuanto a sus elecciones de vida, en cuanto sus elecciones y sus deseos para su futuro. Eso les pertenece. Ninguna Sombra, si se afirman en sus elecciones, podrá obstaculizar lo que van a pasar a ser. Sin embargo, para eso, les conviene afirmar con fuerza, con determinación y con voluntad lo que quieren realizar, para lo que les queda por realizar (para la Tierra y para ustedes) con el fin de favorecer la ascensión de un mayor número de seres humanos. Como lo dije, las primeras olas de ascensión comenzarán durante su mes de junio. Pero la mayoría de entre ustedes están destinados a asumir y mantener la estructura de la Luz en esta tercera dimensión hasta su final último. Y ello, solo Dios el Padre conoce la fecha. Por mi parte, saben que mi ámbito de intervención, que se extiende desde el principio de su año hasta el mes de mayo de 2010, corresponde al período de la gran purificación. La gran purificación comienza, la Luz se revela poco a poco, de día en día, cada vez más. Les corresponde integrar cada partícula de Luz que reciben, de conducir esta Luz en su templo.

La Luz que vierto, la Luz que se vierte del Sol, es la clave última que les permitirá encontrar su Esencia. No hay otra alternativa, no hay otra condición que ésta. En particular, no hay condición de karma, no hay condición de edad, no hay condición distinta de su vida, que deben imperativamente posicionar. Algunos de entre ustedes van a experimentar una llamada para alejarse del lugar donde están: que lo hagan sin demora. Otros van a sentir la necesidad de agruparse con el fin de combinar el uno con el otro y multiplicar la Luz. En ese momento allí, convendrá obedecer a este impulso interior que no es un impulso del ego sino que es un impulso del bien del alma y, diría incluso, del Espíritu Santo que se infunde en ustedes. No pueden retrasar o diferir las decisiones que algunos de entre ustedes ya tomaron desde hace muchos años. Vino, ahora, el momento de trabajar para la Unidad, para la Luz y para la Verdad. Deben para eso establecer las estructuras y los medios que les son ofrecidos por la vida con el fin de realizar eso. Cuanto más esten en seguridad dentro de su ser y dentro de sus estructuras, más podrán trabajar con las fuerzas de revelación de la Luz, con los Ángeles del Señor, con el fin de manifestar esta Luz y permitir al máximo de seres humanos, actualmente en perdición, incorporarse a su primera Unidad.

Aquí, bien amados humanos, anuncios importantes que deseaba hacerles. Se realizarán, como lo dije, en tiempo y en hora. Los que digan que ningún ser espiritual, ninguna Luz espiritual puede dar fecha, no habrán influido nada a las transformaciones en curso. Muchos profetas, efectivamente, han dado fechas que se revelaron falsas. Pero no soy un profeta, soy un enviado de la Luz, un enviado celestial, por lo tanto solamente los mecanismos del tiempo celestial me importan y vengo a imprimir mi marca en su planeta y este Sistema Solar. El Momento está allí, el momento es ahora, el momento es inmediatamente. A la hora de gracia, comprometen en esta el porqué han venido. Comprometen y van allí donde deben ir ahora. Aquí, bien amados humanos, lo que tenía que decirles. Si existe entre ustedes una serie de interrogantes en cuanto a la radiación, a la presión de la radiación, en cuanto al ultravioleta, en cuanto a los movimientos planetarios (independientemente de su vida personal, les di en eso las indicaciones últimas necesarias), quiero intentar responder si eso está en mi posibilidad y mi capacidad.

Pregunta: ¿cómo reconocer si hay o no aceptación de la Luz ultravioleta?

La aceptación de la Luz ultravioleta se manifestó durante el período preparatorio del 25 de febrero al 25 de marzo por una efusión de energía que penetraba por la cumbre de su cabeza. Ahora, esta Luz debe penetrar su corazón y debe implicar una compresión y una presión en esto que llaman chakra del corazón. Es de este lugar que debe venir su propio poder sobre usted, su propia fuerza sobre usted y la señal de reconocimiento como que aceptaron la vibración que viene. Sin embargo, algunos de entre ustedes aún no experimentaron esta vibración porque el camino entre la cabeza y el corazón no se vacía completamente de las últimas escorias. Eso se hará entre este período que se mantendrá hasta el 20 de junio. Eso puede tardar, para algunos de entre ustedes, un período de tres meses. Otros entre ustedes realizaron este trabajo. Son los despuntares del nuevo tiempo. Conviene para los que estan experimentando la presión de la vibración en el corazón, difundir esta vibración (tanto como considere conveniente) sobre todos los seres humanos y sobre el conjunto de la humanidad. Esto no es un combate, esto es un derrame de Amor. Es la única manera que tienen de ayudar, hoy, a los seres humanos en camino.

Pregunta: ¿las relaciones sexuales pueden obstruir esta integración de Luz?


No, si preven la relación sexual como algo sano, fisiológico y normal, en cumplimiento del otro, para una satisfacción tanto personal como del otro, eso no implica ninguna alteración y ninguna dificultad para vivir eso. Existen necesidades fisiológicas de la humanidad, vinculadas a la tercera dimensión, que tienen que expresarse, en particular para los grupos de edad inferior de su humanidad.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Bien amados humanos en encarnación, les propongo ahora comulgar con la energía de la presión de la radiación y la energía de la Unidad en el Corazón. Les pido abrir su chakra corona, aceptar la Luz que vierto ahora sobre ustedes. Tendrán la posibilidad de recurrir a mi radiación con el fin de precipitar el movimiento de encarnación de la radiación ultravioleta en su corazón.

... Efusión de Energía…

Voy ahora a dejarles. Reciban, bien amados humanos, bendiciones y protecciones. Volveré de nuevo en adelante cada semana, durante el período que los separa del equinoccio de verano, ya que la información es importante, ella es vital por lo que se refiere a su pasar del ser. Son bendecidos y les digo hasta una semana de su tiempo terrestre 


Free Counters Counters

No hay comentarios: