sábado, 1 de agosto de 2009

.-Iniciación en el antiguo Egipto Parte II


Tomado de http://lightworkers.org/channeling/82043/multidimensional-news-july-2009, traducido por Marcelo Jimenez. http://evoluciondelespiritu.blogspot.com/

.-Iniciación en el antiguo Egipto Parte II

Los primeros seis meses podrían haber sido años o eones. Muchas de mis actividades eran demasiado intrascendentes para mencionarlas. Las responsabilidades mundanas de la vida fueron difíciles para mí. Yo nunca había aprendido a cuidar de mí mismo en el mundo. Obtener y preparar alimentos y tener que encontrar un lugar para dormir era una experiencia nueva. Todas mis necesidades físicas eran atendidas en el templo. Ahora estaba por mi cuenta en un mundo ajeno a mi pensamiento, todo se convirtió en una tarea y un esfuerzo. ¿Como iba a desear, y mucho menos ganar, un sentido de unidad con una vida que no podía siquiera empezar a entender?

Muchas veces dude de mi propósito, así como de mi cordura. De hecho, muchos creían que había fallado mi iniciación y había sido arrojado a la calle, y no, que me había ido por voluntad propia. Ellos no podían entender el porque yo había tomado esta extraña tarea. Un sacerdote se suponía que debía de estar en el templo. Y no en las calles para ayudar a las personas. Se suponía que las personas iban al templo cuando necesitaban ayuda. Y, si ellos no podían llegar al templo, ellos no tendrían la ayuda. Ellos decían "fue la voluntad de los dioses", y no se cuestionaban mas allá de eso, de hecho, encontré que la gente no se cuestionaba sobre nada, excepto el si yo estaba loco o no. Yo me había atrevido a hacer algo que nunca se había hecho, y eso los asustaba. Sin embargo, en el lado alegre, yo tenia un conocimiento interno de que estaba siguiendo mi destino. Por lo tanto, continué en mi nuevo camino.

Finalmente, encontré un maravilloso valle. La energía ahí era diferente de cualquier otro lugar que había experimentado. En este valle pude sentir algunas de las vibraciones superiores que había conocido en mi vida en el templo, pero estas eran diferentes. Tal vez mas ancladas en la tierra, como yo debía aprender a ser. Encontré gran alegría deambulando por las colinas cerca de campamento. Había un pequeño estanque con un magnifico árbol a su lado. Pase largas horas en meditación bajo ese árbol. Las energías de la diosa comenzaban a entrar a la base de mi columna vertebral. Por primera vez en mi vida, sentí que yo era un miembro del plano físico. Empecé a lograr una relación con la naturaleza que se desconocía en el Templo, en el que constantemente nos esforzábamos por dejar nuestros cuerpos y viajar a otros mundos. Estaba empezando a entender el significado de mi directiva interior.

Unas pocas personas se reunieron alrededor de mí, aunque ni ellos entendían el porque, yo vivía de manera muy sencilla y simple en armonía con mi ambiente. La gente me traía comida y yo los curaba o simplemente los escuchaba. ¿Existe una diferencia entre los dos? Una extraña paz estaba creciendo dentro de mí, muy parecido a la paz del valle. Había pasado mi vida buscando una conexión con el espíritu, y ahora había descubierto una conexión con la tierra. Y me pareció que estaba empezando a disfrutar de ella.

La gente que vino a mí fue especial. Yo estaba lo suficientemente cerca de la ciudad y estas personas sabían que yo había tenido mi iniciación. Ellos también creían que había fallado y había tenido que dejar el templo, sin embargo, ellos aun venían a mi, cuando elegían escuchar su voz interior e ignorando las otras voces que les decían que yo estaba loco. Algunos vinieron por curiosidad y pronto se fueron, la mayoría, sin embargo, vino debido a un llamado interior, y esos fueron los que se quedaron.

Poco a poco, la gente comenzó a traer sus colchonetas o simplemente acampar a mi lado. Nuestra vida era muy pacifica. Nos levantábamos al amanecer para saludar al sol. Nuestras ceremonias eran simples e individuales. Cada persona encontró un lugar y saludaron al sol siempre en ese mismo lugar cada amanecer. Yo no sabía como ellos lo saludaban, me encontraba a mi mismo ocupado y había elegido no observarlos a ellos. Si ellos me lo hubieran dicho, como usualmente lo hacían, Los escucharía sin hacer comentarios. Cuando ellos preguntaban mi opinión, les decía que preguntaran a su guía interior. Les dije a ellos que su voz interior los había guiado a mí y esta misma voz los continuaría guiando a ellos. Yo actuaba solamente como un intérprete. Ya que así como habían llegado a mi, así eventualmente se irían. Yo seguía siendo amoroso, aunque distantes con ellos. Sabia que parte de mis lecciones terrenales tal vez serian enfrentar el desafió del éxito y la adulación.

Comimos lo que llegaba a nosotros y éramos agradecidos aunque fuera escasa la comida. Ya que no estábamos aquí para tener un festín siempre, sabíamos que la comida también puede corromper. Y elegimos el no sentirnos atados a ella. Cuando la gente había aprendido a curarse a ellos mismos, deseaban saber como curar a los demás. Yo sabia que esas eran personas extraordinarias que no solo habían venido a sanarse, sino también a aprender. Algunos recordaban gran parte de lo que les enseñaba, otros eran incapaces de retener lo que habían aprendido. Me mantuve bastante flexible al respecto, no les repetiría lo que ya sabía ni los presionaría demasiado para aprender nueva información.

Después de un año o dos el grupo había crecido a alrededor de cincuenta personas. Algunos vinieron sólo de vez en cuando, otros con regularidad, y una veintena de personas vivían allí. Comencé a sentir una inquietud agitándose dentro mió, pero no sabia que era, Sabia que algo estaba a punto de cambiar, pero no estaba seguro si seria en mi cuerpo, mi ambiente, o incluso en mi conciencia. Desafortunadamente, sabía que este cambio no seria fácil, y tendría que avisar a los veinte que vivían conmigo. Sabía que un cierto número de habitantes del pueblo estaban preocupados sobre lo que estábamos haciendo. Y debíamos estar listos para movernos en cualquier momento.

Finalmente les dije a los veinte que ya era hora de irse. Podía sentir el creciente descontento de la ciudad. Debido a que nosotros vivíamos de una manera tan sencilla, ellos se rehusaban a creer que pertenecíamos a la luz. Oro y joyas rodeaban a los sacerdotes del templo. Si los dioses estaban de nuestro lado, porque nosotros no estábamos provistos de esas riquezas materiales? Los habitantes del pueblo creían que no se podía tener poderes espirituales sin riquezas. Ya que era poco probable para ellos el poseer dichas riquezas, ellos continuaban creyendo que debían ir a los Dioses por poder, y que nunca podrían encontrar poder yendo por si mismos.

***

Lamentablemente, me quedé demasiado tiempo. Mucha gente enojada y asustada vino por nosotros durante la noche. Cuatro de los veinte fueron asesinados, y diez estaban heridos. Los seis restantes habían escapado ocultos en la noche. Los diez heridos y yo fuimos a otras tierras para sanarnos. Aunque fue todo muy violento, yo no estaba herido. No sabia el porque. Tal vez aun tenía cierta protección a mi favor. Sabía que los seis que habían escapado no regresarían. Sentí su desilusión. Muchos de los que no habían vivido con nosotros también se encontraban desilusionados y asustados. Un numero de amigos leales físicos, encontraron donde estábamos y nos traían comida, agua, y noticias del pueblo. Algunos de ellos sentían que su tarea era estar en el pueblo y llevar su trabajo de manera interna, y el resto nos seguiría cuando todos se hubieran sanado.

He descubierto lo difícil que es mantener mi creencia en el libre albedrío, y aceptarlo con amor, de cara frente a la adversidad. En el templo, sobre las creencias y las supersticiones acerca de los dioses, nos protegían los sacerdotes. Aquí, toda protección yacía en mí, y también tenia que sentir que podía proteger a los demás. Me sentía responsable por las muertes y los heridos. Si me hubiera enfocado en mi propósito interior mas rápidamente, podría haber evitado cualquier herido. Esta fue una dura lección que aprender. Debía de aquí en adelante recordar, el actuar instantáneamente a mi guía interior. Ya no estaba en el templo, la tierra de la suave instrucción. Aquí podría haber solo una advertencia, y las consecuencias podrían ser despiadadas si uno no escuchaba dicha advertencia.

Nuestra pequeña comunidad había perturbado el sentido de la realidad de la gente del pueblo, y ellos habían atacado en represalia, de manera muy violenta. Aprendí de la manera difícil que mi trabajo debía hacerlo de manera silenciosa, alejado de aquellos que eran incapaces de aceptar una nueva realidad. Había aprendido que aquellos que no encuentran consuelo en sus propias creencias se sienten amenazados por las nuevas ideas. Primero hay que encontrar el núcleo de la propia verdad, antes de poder aceptar otra. Las antiguas creencias deben ser arrancadas de raíz antes de que nuevas puedan ser establecidas. La gente que nos había dañado a nosotros no era mala. Ellos estaban asustados.

Cuando empezamos a trasladarnos, algunos del grupo decidieron quedarse atrás, tuve que hablar con todos ellos, de manera individual y como grupo. La mayoría entendía lo que había sucedido, y se sentían incluso aliviados al darse cuenta que yo también era humano. Sin embargo, decidieron buscar a un Dios-Hombre ya que no podrían aprender de mis fragilidades. Esas personas no vinieron con nosotros. Yo había determinado siempre discutir mis emociones humanas y dudas con el grupo. Eso me ayudo a entender la parte humana en mí, y además protegerme contra la adulación de los miembros del grupo. Yo no quería tener la pesada carga de ser un dios para nadie. Yo era simplemente un profesor y un guía. Entendí de mi trabajo en el templo que la humildad no había sido uno de mis fuertes en las vidas pasadas, y debía tratar de perfeccionar eso.

***

Después de muchos meses de viaje, los integrantes de nuestro grupo se habían reducido aun mas, finalmente, encontramos un lugar donde podríamos quedarnos un tiempo. Habíamos viajado, a través, de muchas tierras baldías, y finalmente encontramos un pequeño oasis tropical. Había agua y frutas. También, caravanas viajando a través de esta área, que de buena manera comerciaban sus productos por una sanacion, fruta seca, o cualquier otro servicio que pudiéramos proveer. El oasis era bastante grande y podíamos estar lejos de donde las caravanas tomaban el agua. Sin embargo, solo aquellos que seguían un llamado interior llegaban a nuestro campamento. Usualmente, uno o dos de nosotros iban a la zona donde se cargaban de agua y les ofrecíamos comerciar. Muchos del grupo podían leer muy bien las Auras. Ellos siempre iban adelante para ver si había peligro. Nos habíamos vuelto más sabios y cuidadosos.

Después de unos seis meses, sentí que era hora de partir nuevamente. Esta vez no esperaría demasiado. Los comentarios acerca de nuestro trabajo se había extendido y muchos llegaban especialmente para ser sanados o aprender. Sin embargo, se habían incrementado los problemas con los líderes de las caravanas quienes temían que fuéramos una especie de amenaza. Habíamos encontrado un valle con agua a dos días de distancia caminando. Podríamos venir al oasis solamente para comerciar, mientras llevábamos a cabo nuestras actividades a una distancia segura. Me preguntaba cuando dejaríamos de vagar por el desierto. Estaríamos por siempre destinados a movernos más y más lejos donde no ofendiéramos a nadie?.

La transferencia de lugar fue bastante fácil. Todos nosotros hicimos nuestra parte. Ahora podíamos ver que este lugar era mucho mejor. Había un pequeño arroyo que surgía de la tierra en la cima de una colina baja y se quedó en la superficie el tiempo suficiente para formar un pozo de tamaño razonable antes de que de nuevo se volviera subterránea. Una de las mujeres en el grupo dio a luz a un hijo varón. Tuvimos nuestro primer ciudadano natural. Ciudadano de qué?, yo no sé, pero parecía que algún tipo de comunidad estaba empezando a formarse. Yo no sabía cómo llegó tanta gente nueva, pero llegaron en forma regular. Algunos de ellos habían oído hablar de nosotros por los comerciantes, y de alguna manera, el comentario se extendió a los demás. Algunos vinieron por una orientación divina, ya que no podían recordar cómo nos habían encontrado.

Entonces un día, un príncipe llego de una tierra lejana vino a nosotros con varios de sus guardaespaldas. Tuve una sensación de incertidumbre acerca de este evento. Sabía que esto llevaría a un nuevo desarrollo, y no quería pensar que debía preocuparme por ello, sin embargo, yo estaba allí para seguir instrucciones desde mi interior, y estaba comenzando a sentirme en paz con cada nuevo desarrollo que se presentara a su propia manera. El príncipe comenzó a venir regularmente. El tenia una extraña enfermedad genética que el creía que yo podría curar. El había venido debido a un sueño y me había reconocido al instante. Yo le dije que su Karma había generado esta enfermedad en el, y que su tarea era completar su Karma. Una vez que su Karma estuviera balanceado, la enfermedad seria curada. Sin embargo, yo no sabia si esta cura vendría en vida o en la muerte. Yo había desarrollado un gran cariño por el príncipe y estaba teniendo problemas manteniendo mi objetividad. Tenia que recordarme constantemente a mi mismo a aceptar la decisión de su alma y no guardar ningún tipo de temor o tristeza.

El Príncipe y yo hablamos muchas veces. A medida que vimos su vidas pasadas, encontramos que el había sido muy duro de corazón y no podía ver el sufrimiento de los demás. Por lo tanto, en esta vida su corazón no fue lo suficientemente elástico. Finalmente decidimos que en orden a balancear ese Karma, el tenia que vivir entre la gente como un campesino durante un año. Sentimos que si vivía de esta manera, su condición tal vez podría mejorar? si el se permitía a si mismo reconocer, y ser empatico con el dolor de los demás. El padre del príncipe por supuesto, no estaba feliz con este acuerdo, pero el intentaría cualquier cosa para tratar de sanar a su hijo. Yo viajaría con el tan a menudo como pudiera, esto implicaría considerables dificultades, ya que el viaje era largo y peligroso, pero sentí que debía seguir el camino que se me había presentado.

Después de casi un año, el Príncipe estaba mucho mejor. Pronto su curación seria completa, y el volvería para ayudar a gobernar a su padre. Y esto no estaba muy lejano, ya que su padre era muy anciano y estaba listo para dejar el plano físico. Trate de preparar al príncipe para esta posibilidad, pero el se rehusaba a escucharme, temí que esta seria la prueba final y mas difícil, para el príncipe. Él se había convertido en un hombre muy querido, y yo estaba seguro de que sería un gobernante justo. Yo dudaba de que pudiera alcanzar la sabiduría de un faraón, pero el podría cumplir su destino en la medida de sus posibilidades. Este era lo mejor que uno podía hacer en cualquier encarnación.

***

Finalmente, el año se terminó. El Príncipe acababa de regresar a su hogar cuando su padre murió. Hablé con su padre en el otro lado y encontré que el ya sabia acerca de su inminente muerte, lo cual fue la única razón porque accedió a mi plan. El plan había sido muy exitoso. El príncipe hablo con su padre antes de que este muriera y fue capaz de enfrentar su muerte con coraje. Yo estaba feliz por el príncipe, quien ahora era el rey. El había pasado de estar enfermo y asustado a un hombre fuerte y viril. El nuevo rey deseaba a iniciar un templo para él, para poder prestar sanacion y educación para su pueblo. Le indique que me gustaría hacerlo. Pero tan pronto como comenzara, dejaría a algunos de mis alumnos más avanzados para ejecutarlo, y entonces yo seguiría adelante.

El Rey me había dado permiso para enseñar como yo quisiera, y pronto me encontré en una posición de bastante poder. Me construyó un hermoso templo, y hubo muchos sacerdotes y sacerdotisas bajo mi mando. Yo era el Sumo Sacerdote, y no había nadie por sobre mi. Las escuelas fueron muy exitosas, y la gente estaba muy abierta a mis enseñanzas. Muchos deseaban adorarme y convertirme en algo que yo no era. El reconocimiento y la alabanza es más una amenaza que un tesoro, y yo constantemente monitoreaba mis sentimientos para darme cuenta de cualquier intento de aferrarme a premios terrenales. Yo llamaba constantemente a mi guía interior para mantenerme en equilibrio y mantener mi conciencia enfocada. Pero, a pesar de mis esfuerzos, empecé a temer el llamado de la riqueza, la adulación, y la comodidad. Temía porque comencé a disfrutar demasiado de ellas.

No había tenido miedo en el desierto, pero a pesar de extrañar mis días solitarios en la naturaleza, yo nunca deje mi lujoso templo. El regazo de lujo, el miedo y sí, la arrogancia? Comenzaron a invadir mi conciencia. He trabajado muy duramente para purificarme, pero cada día la riqueza y el reconocimiento alteraban mi mente y endurecían mi corazón. Poco a poco, empecé a cambiar. Estaba desgarrado. ¿Debería permanecer allí y continuar mi trabajo, o debería retirarme al desierto para salvar mi alma?.

Antes de que supiera la respuesta, ya era demasiado tarde. Empecé a usar las prendas de oro, y decorar mis cuarteles como un palacio. La comida que comía era la mejor del reino, y comencé a mirar a las mujeres como si fueran algo que debía tomarse. Sabía que me podría haber ido, incluso sabia que no lo haría. Encontré cada vez mas y mas difícil llegar a mi guía interior y no podía entender lo que decía cuando lo hacia. Muy dentro mió sabía que no podía entender los mensajes, porque no deseaba oírlos. En algún lugar de mi alma siempre había sabido que mi prueba seria mantener mi pureza y humildad a pesar del poder, la fama y la riqueza traída por el éxito y el reconocimiento del mundo. A pesar de que había sospechado que esto seria todo un desafió, había fallado. Viví de esta manera durante décadas.

Entonces una noche, tuve un sueño. Yo soñaba con Radula. El guía que había olvidado, de alguna manera venció mi resistencia y toco mi conciencia. Estaba parado sin decir nada frente a mí, Radula me mostraba una escena de un hombre anciano muriendo solo en el desierto. Me desperté inmediatamente, pero no podía moverme, lentamente, mis años como sumo sacerdote fueron revisados en mi mente. Y entonces pude recordar mi ética e ideales de juventud. Me sentía viejo y cansado. ¿Cómo había ocurrido esto? ¿Cómo podía haberme perdido a mi mismo a las tentaciones de la carne? Fueron los caminos del mundo muy tentadores? o yo había sido más débil lo que sospechaba?.

Le implore a Radula que regresara, pero no hubo respuesta. Yo estaba muriendo de hambre entre los más deliciosos alimentos y de sed entre los mejores vinos. Mi corazón estaba adolorido, mientras que todo un reino me amaba, y yo estaba asolado por la pobreza, mientras cualquier cosa que tocara podría ser mía. La deliciosa comida y bebidas me habían debilitado. Muchos años de uso exclusivo de mi mente, mientras que otros cuidaban de mi cuerpo me habían hecho depender de la comodidad y suavidad de la vida que había creado. Incluso tenía tres esposas y había engendrado cinco hijos sin ser un padre para ninguno de ellos. ¿Cómo había perdido el control de mi vida de esa manera? Mi angustia era mi secreto, me había vuelto dependiente de la veneración de los demás y no podía permitir que nadie me viera siendo vulnerable, incluso mi viejo amigo el Rey.

La fina comida me enfermaba, y las bebidas me daban nausea. Las mujeres me aburrían, y el delicado ambiente me sofocaba. Que iba a ser de mi alma? anhelaba volver a los simples días del desierto. Tal vez si regresaba ahí podría recuperar lo que había perdido. Me había vuelto delicado y débil de cuerpo y alma. Estaba tan atormentado que enferme. La fiebre me asolo por muchos días, Y sufrí la visión de la muerte del anciano solo en el desierto una y otra vez. Finalmente, prometí que si mi salud regresaba, regresaría a mis raíces, sin importar que pasara. El próximo día, desperté, totalmente curado. Mi respuesta había llegado, y debía viajar solo al desierto.

No le dije a nadie de mis planes. Le di mi riqueza a los pobres, a excepción de lo necesario para cuidar de mis hijos y sus madres. Yo temía que ellos me odiaran, debido a que no estaban de acuerdo con lo que yo pensaba debía hacer, no podía dejarlos a la corrupción que da la riqueza. Pero sabía que aun no tenía amor para ellos, pero les desee lo mejor y partí al amanecer y viaje al desierto.

***

Después de una semana de viaje, encontré un pequeño oasis y me instale allí para encontrarme a mi mismo. Finalmente me sentía nuevamente feliz en mi amado desierto. La belleza de la naturaleza superaba con creces la riqueza del hombre. Todo lo que está en la naturaleza me hablaba a mí como individuo. No había deificación o celos. Yo era simplemente un miembro de la sociedad de la tierra. Yo había dejado el templo solo con una bestia y unas pocas provisiones, y tan pronto como se hubiera acabado la comida. Yo como un iniciado, había aprendido a pasar muchos días sin agua ni comida, pero no podía elevar mi vibración lo suficiente. Y tampoco quería hacerlo. A medida que viajaba solo, me había dado cuenta que había viajado al desierto para morir. Yo era el anciano moribundo muriendo en el desierto. Gradualmente, permití que la fuerza vital abandonara mi cuerpo. Cuando toda mi comida se había acabado, el hambre que sufrí sirvió de purificación y limpieza, a medida que el "peso del éxito" salía de mi cuerpo. Dejar ir a la bestia para que pudiera encontrar el camino a casa, y gradualmente me dormí en el delirio del hambre y la fiebre. Yo había recuperado mi contacto con Radula. El amor de mi guía era más importante que la adulación de un reino completo. En tan sólo unos días más, seria despedido de la tierra.

Tal vez me había rendido, o tal vez, había seguido una directiva divina. Solo tendría certeza de aquello en el otro lado. No podía continuar por más tiempo. La energía vital había dejado mi cuerpo y ahora se escapaba de mi corazón. Para algunos, mi vida había sido un gran éxito. Para otros, fue un completo fracaso. En este punto, no podía decir quien tenia la razón. Yo había hecho lo imposible, y eso me había destruido. Los últimos días fueron tan largos como toda una vida. Había revisado cada momento posible y desea poder regresar a ellos para hacer correcciones. Sin embargo, Ahora me encontraba demasiado débil para obtener agua la cual no estaba muy lejos, y el hambre hace mucho me había abandonado. En el séptimo día, salí de mi cuerpo por completo. A medida que tomaba mi último aliento, sentí tristeza por el cuerpo que acaba de dejar. Sentí una gran angustia para el final de mi vida. Todo lo que pude hacer fue pedir perdón.

Llamé a Radula por perdón y comprensión. Lo último que vi. Fue el Príncipe, que era ahora el rey, corriendo hacia mí para salvarme.

***

Abrí mis ojos pensando que podría ver los mundos superiores, pero en lugar de eso, vi el interior del sarcófago.

"¡NO!" grite. Yo estaba muy confundido y desorientado. ¿Dónde estaba? ¿Estaba yo en una tumba, sellada y aun vivo, sofocándome lentamente? comencé a perder el control de mis emociones y entre en estado de pánico. Empuje la tapa y golpee las esquinas alrededor mió, pero mientras mas luchaba, en el pequeño espacio había menos y menos oxigeno para llenar mis pulmones. Comencé a toser y tragar por aire. Estaba muriendo. El espacio alrededor mió se hacia cada vez mas pequeño hasta que ya no podía luchar, ya no había espacio. La tapa estaba a pulgadas de mi nariz. Sin embargo, la resignación absoluta me calmó.

Disminuí mi respiración y trata de recordar como había llegado a este lugar, pero no podía. Mi mente estaba en blanco, mi memoria se había ido. Lentamente, comenzó a crecer un sentimiento en mi corazón. Al final, me di cuenta que era amor lo que sentía. Al comienzo era algo lejano muy lejano mas como una memoria que una emoción. Cuando puse mi atención en ello, el sentimiento creció y se estrecho. Al final, emano desde lo profundo de mi corazón. Si, era amor, el más bello amor que podía recordar. Una voz, clara como una campana y suave como la brisa de la mañana murmuro a mi alma. La reconocí antes de poder entender las palabras. Era mi complemento divino.

"Es tu iniciación, Amado. Estas dentro del sarcófago, y la vida que acabas de vivir fue una ilusión, una parte de tu iniciación"

Ella? Sentir sus palabras había tranquilizado mi alma y, poco a poco, empecé a recordar.

"Amada", dije en un susurro, si no hubieras venido a mi, habría muerto. De hecho, aun no puedo recordar como levantar la tapa. Pero si muero contigo, estaré contento".

'No necesitas morir, mi complemento. Lo que necesitas hacer es corregir tu error. Encuentra donde comenzaste a hacer elecciones de temor en vez de amor y re-entra a la ilusión para cambiar tu intención".

Sí, musite. Cuando me había olvido del amor? ¿Cuándo había cambiado mi intención? Volví sobre aquella vida una y otra vez, cada vez más consciente de la disminución del nivel de oxígeno en el sarcófago. Me di cuenta de que tenía que entrar en una meditación y elevar mi vibración en la cuarta dimensión debido a que en la tercera dimensión, ya no podía sobrevivir en el interior del sarcófago. Mi ego tenía dificultades para poder elevarse debido al temor. En respuesta a mis pensamientos, mi complemento divino comenzó a cantar suavemente en mi corazón. Ella cantó canciones de Venus y de Arcturus, nuestro hogar antes de ir a Venus. Sí, me había olvidado de Arcturus. Me había olvidado de la frecuencia del amor incondicional que es la emanación de esa realidad.

Comencé a sentir mi conciencia elevándose. Sentí mi forma como una de luz pura y nuevamente atrapado, luego la forma física fue solo un recuerdo. Mi complemento y yo éramos uno nuevamente. Estábamos completos y andrógenos viajando en las dimensiones superiores. Vimos la cuidad de cristal de Venus sobre nosotros, pero continuamos viajando. Entonces, vimos ante nosotros un hermoso vortice de luces violetas y doradas. El vortice nos arrastro hacia el, y fuimos al vació mas allá del vortice. Todo estaba en paz, completo y maravilloso. Éramos una pequeña mancha de conciencia en un vació de potencial puro. En este vació, no había emociones ni pensamientos. No había movimiento ni tiempo. Por una eternidad permanecimos flotando libres en el vació.

Entonces gradualmente, en los recesos fuera de nuestra conciencia vino un pensamiento. Al pensamiento le siguió un sonido, y entonces una mancha de luz. La luz se volvió una estrella y la estrella se volvió Arcturus. La estrella estaba muy lejos, muy adentro de nuestra conciencia. Sentimos el amor de ella, y permitimos a ese amor actuar como un rayo tractor para tirar de nosotros cada vez más cerca a nuestro verdadero hogar. La reunión con el amor incondicional era tan intensa que parecía crear una explosión interna que nos repelía del vacío, más allá del vortice, pasamos Venus y luego volví al antiguo Egipto. Llore de angustia pensando que había perdido a mi complemento divino, pero instantáneamente escuche su reconfortante voz.

"Estamos completos, Amado. Estoy viva dentro de ti, y siempre voy a recordar tu amor incondicional.

Ya mas seguro, tomé un momento para revisar a que parte de mi visión había llegado. Enfoque mi atención en aclarar mi percepción interna y vi al rey parado enfrente de mi. El recién acaba de ofrecerme el construirme un templo y que seria el sumo sacerdote y líder espiritual de su pueblo. En ese momento sentí las reacciones del temor venir a mi corazón y mente, y mi intención cambio del amor al temor. Lo que no había notado anteriormente, ahora resonaba en lo profundo de mi conciencia. Tenía miedo? Miedo de mi propia corrupción.

A través de todas mis enseñanzas e iniciaciones, se había producido un engranaje, una creencia fundamental, oculta en lo profundo de mi conciencia. Que decía: la materia corrompe al espíritu. Yo tenía temor de que la riqueza y el reconocimiento me hubieran corrompido. Este temor pasó desapercibido y se infiltro en mi conciencia como un veneno. Donde una vez había sentido unidad con toda la vida, comenzaba a sentir separación y limitación. Me sentí separado de aquellos que construyeron y sirvieron en el templo y límite mi habilidad para ver a mi yo superior. Mi pensamiento de volvió polarizado en bien y mal, luz y oscuridad. Gradualmente, la comparación, competencia, juicio y los celos se volvieron parte de mi vida mental, mientras resentimiento e ira llenaban mis emociones. Yo había anhelado la simple iluminación de mi vida en el desierto donde me sentía unido con toda la vida y había permitido al propósito de mi alma desarrollarse ante mí.

Fue la reincorporación con mi complemento divino y nuestro viaje a nuestro hogar Arcturus lo que me permitió regresar a ese momento crucial de la visión durante mi iniciación y poder erradicar la causa de mi fracaso. Entonces entendí que la visión era un adelanto de mi misión divina, un ensayo donde podría encontrar a mi enemigo oculto? mi miedo oculto! donde este engranaje/sistema de creencias, se había amarrado tan firmemente a mi conciencia con temor, de donde vino? sabia que debía hallar la causa para poder sanarla, y regrese a mi infancia.

Cuando yo era un niño pequeño y todavía vivía con mis padres, vi. Que eran muy pobres. Mi padre tenía grandes dificultades para encontrar satisfacciones en su vida. Había estudiado para ser escribano, pero carecía de la disciplina necesaria, a menudo, se encontraba sin trabajo. Se había casado con alguien inferior a su clase, ya que mi madre era de una familia de granjeros. Sin embargo, fue su diligencia y capacidad de cultivar alimentos para la familia, e incluso de vender en el mercado, que siempre nos proveyó ella de algo seguro. Yo como un niño pequeño, a menudo los escuchaba discutir, porque mi padre no tenia trabajo, el tomaba el dinero y lo apostaba.

Cuando fui al templo, pensé que me sentiría culpable por haber abandonado a mi madre en su difícil vida. En realidad la verdad fue que me sentía feliz de dejar un hogar donde se discutía tanto y había tan poco amor. De mis padres aprendí que la falta de bienestar material puede destruir la conexión espiritual de una relación. Yo deseaba que mi madre fuera amorosa, la clase de madre que yo deseaba hubiera sido, y culpaba a mi padre por haberme arrebatado eso. Yo creí que su egoísmo y adicción al juego habian arruinado mis primeros años.

Cuando entre en el Templo, rápidamente me olvidé de mis padres y mi infeliz infancia. En todos los años en el Templo, nunca sane este dolor de la infancia debido a que ignore la vida actual que había vivido, y en lugar de eso me enfoque en las vidas pasadas. Por lo tanto, un lugar de debilidad comenzó a crecer en mi conciencia. Un lugar donde había escondido mi temores ocultos de la infancia, que mi padre se preocupaba mas del dinero que de mi. Este temor de la infancia se expandió en mí como adulto, cuando me preocupe más del éxito y la adulación que por mi alma. Estos temores se ataron a mis pensamientos y un poderoso engranaje creció, el cual inconcientemente moldeo mi forma de ser y mi vida. Debido a que fue un temor inconciente, creció tan fuerte, que no logre tener control sobre el. Mi desafió en la iniciación había sido encontrar mi enemigo oculto para que yo pudiera desarmarlo con la fuerza de mi amor, pero me había olvidado el amor incondicional de mi yo superior y del poder que este amor emana. Poco a poco, me perdí en mis temores secretos y la corrupción.

Mi Complemento Divino vino a mí para recordarme que mi cuerpo físico, mi materia, era solo una pequeña porción de mi espíritu. Y lo que debía hacer para sanar mi vehiculo físico-terrestre era conectarme concientemente, a mis innumerables vehículos espirituales. Yo no era un ser físico teniendo una experiencia espiritual. Era un ser espiritual teniendo una experiencia física- Con este conocimiento, pude recordar el amor hacia mi vehiculo terrenal, el amor a mi madre, mi padre y lo mas importante, el amor a mi espiritu.

A medida que regrese a re-vivir mi visión, logre recordar que era un ser multi-dimensional. Esta vez quería mantener mi memoria y comunicación con mi verdadero, YO MULTIDIMENSIONAL. Yo mantenía una conexión continua con mi sexto "Yo" multidimensional en Arcturus, mi quinto “YO” dimensional en Venus, y mi complemento divino.

Yo me mantendría anclando a la tercera dimensión mientras mi complemento se anclaba en la cuarta. Mientras tanto yo asumiría las responsabilidades diarias del templo de la vida, ella dirigiría el flujo del espíritu a medida que anclábamos nuestra vida Venusiana en la quinta dimensión en las bases del templo y las bendeciríamos con amor incondicional desde nuestra fuente en Arcturus. Con esta alineación, el miedo no podría echar raíces en mi conciencia. Yo estaba consciente de mi miedo, y podría mantenerlo como un guardián para recordarme estar conectado a mi “YO”, un guardia contra la corrupción y rodearme a mi mismo con amor.

Escuche la voz de mi complemento divino? Deja que el amor interior conozca al No-Amor en una alegre unión de espíritu y materia.

Sonreí dentro de mi corazón. Sí, permitiría su amor en mi cuerpo físico. De ese modo, podríamos llegar a fusionarnos aun mientras yo tuviera una forma física de tercera dimensión. Juntos gestaríamos, alimentaríamos y protegeríamos el templo de la visión con amor incondicional. Mi complemento divino se mantendría cerca de mi corazón y mente para recordarme que era parte de mi “YO”. Juntos podríamos trascender la separación y las limitaciones de la tercera dimensión. Ahora estaba listo.

"Sí, voy a seguir contigo, le dije al Rey. Construiremos un templo para la sanacion y la iluminación para que todos los que entren aprendan que el amor es fuerte que el temor, y que el espíritu esta vivo en toda la materia!”.

En respuesta a ello, escuche la tapa del sarcófago empezando a elevarse...

****

Queridos Iniciados,

Les doy las gracias por escuchar mi historia. Para terminar, le animo a recordar que nuestro mayor enemigo es el miedo que tenemos oculto en el interior. Pero si ese miedo puede ser llevado a nuestra conciencia, puede ser liberado por el amor. Por favor, acepten ahora la gran lección de mi vida: El amor es más poderoso que el amor, y el Espíritu está vivo en toda la materia!.

Los dirijo ahora a los Arcturianos, quienes nos guían a todos hacia la luz.

RaHoTep

Seres queridos,

Nosotros, los Arcturianos, les damos gracias por regresar a nuestro corredor.

También damos las gracias a RaHoTep por contar su historia.

Regresaremos en unas pocas semanas de su tiempo,

Para que Matia pueda contar su historia, también.

Hasta entonces,

Los Arcturianos

El viaje a través del Corredor Arcturiano continúa el próximo mes.

www.multidimensions.com


Free Counters Counters

No hay comentarios: